dimarts, 24 de març de 2020

12è gorro de punt de mitja

150320
150320
Y aquí el primer gorro del confinamiento del COVID19. Yo de normal soy feliz en el sofá de casa, con mis gatos y haciendo media. Así que hoy, el 5º día de confinamiento, que estoy escribiendo este post (acostumbro a programar mis entradas), no se me hace demasiado dura la cosa. A ver dentro de una semana sin pisar la calle...

Una de las cosas maravillosas del punto de media es que puedes utilizar todos los restos de lana que quieras para hacer cosas bonitas, útiles y con materiales reutilizados.

Lana Sport (que ya se ha dejado de hacer) de la marca catalana Ofil, en marrón y beige, acrílica.

dilluns, 23 de març de 2020

Escalfador d'orelles (IV)

150320
150320
Y entre gorro y gorro me pongo con unas orejeras. Aquí hay restos de 4 ovillos de lanas de marcas diferentes con grosor parecido. Me ha dado justo para tejer este utensilio que a mi me encanta. Yo acostumbro a llevar uno en el bolsillo de la chaqueta porque si viene viento frío en invierno (sobretodo por la noche) me duelen un montón las orejas; y el gorro, con el clima de BCN a veces me sobra. Hay que reutilizar y dar segundas vidas.

Quizá no sea el más bonito, pero si es Zero Waste; y que narices, a mi me encanta!

diumenge, 22 de març de 2020

11è gorro de punt de mitja

150320
150320
Me encanta esta lana acrílica. Su tacto, su material, sus colores. Es lana Caricia Acuarela. He hecho unos cuantos gorros y son tan bonitos... Delante (con botón caseros y reciclado) y detrás.

divendres, 20 de març de 2020

10è gorro de punt de mitja

150320
150320
He hecho tantos gorros en tan pocos días que se me lía en la cabeza el orden en el que los he tejido. Pero creo que no me equivoco y que este va después del blanco. Hecho con restos de lana que tenía de Caron One Pound (rojo y marrón). Delante y detrás. La etiqueta también es casera y reutilizada.

dijous, 19 de març de 2020

MausCrochet in West Coast (USA)

281018
Seattle Down Town
Hace meses que empecé a escribir esta entrada y elegir las fotos, pero por motivos laborales/personales no he podido publicarla hasta un año y medio después de hacer el viaje. Entre finales de octubre y principios de noviembre del 2018 fuimos a visitar la costa oeste de Estados Unidos. Un viaje que me sorprendió específicamente por su naturaleza y sus animales. 

Fuimos a Seattle, donde vive una amiga mía. Ella siempre nos había dicho lo espectacular que era, pero en persona supera todas las expectativas que te habías hecho. Sinceramente, si tuviera que elegir un lugar en el mundo donde perderme, sería allí.

Otra cosa que realmente me emocionó bajando por la costa de California fue ver tantos animales en su hábitat natural (viviendo libres de manera protegida y respetuosa). Animales que, por cierto, nunca había visto antes. 

Sin más rollos (que ya es suficientemente largo este post) empiezo a contar las cosillas que nos sorprendieron y también mis experiencias veganas y luego van unas cuantas fotos.

Curiosidades y consejos:

El coche: es imprescindible para poder moverte por USA, las distancias son muy largas y el transporte público es malo. Es fácil circular y orientarse (con Google Maps es casi imposible perderse). Hay muchos sitios donde puedes aparcar gratis en la calle, eso sí, tienes que leer muy bien las señales, porque son muy restrictivas (la señal te indica que horas, que días o por cuanto tiempo puedes aparcar). Y siempre está la opción del parking privado (tip: los que están cerca de las atracciones turísticas son más caros, pero si te alejas un par de calles, el precio baja).

En Snoqualmie Falls (la famosa cascada de la serie Twin Peaks) coincidimos con un chico y su perrita, que después de ayudarnos a sacarnos unas cuantas fotos, nos explicó la historia de ella: unos amigos -que iban hacia la misma boda a la que iba él-, cruzando el desierto, se encontraron abandonada a la perrita, la rescataron y luego este chico la adoptó. Y de vuelta a casa, Nueva York, iban haciendo un tour por USA los dos juntos. A la perrita se la veía súper feliz. Escucharlo fue maravilloso.

Una de las visitas "obligadas" era las oficinas de "Google" en Silicon Valley, pero es un poco "chasco" ver el famoso jardín con las figuras Android.

Hay que ir sí o sí (o sí) a la reserva Point Lobos State Natural Reserve, cerca de Monterey, es una espectacular reserva natural protegida. Los 10 dólares que tienes que pagar por entrar con el coche (gratis si entras andando) es una gran inversión para el alma.

En Los Ángeles siempre es "Rush Hour". Da igual a la hora que te muevas, en esta ciudad siempre encontrarás atascos, eso sí, a primera hora de la mañana y a partir de las 18h son un infierno.

En las colas de embarque de los aeropuertos, quién tiene prioridad de embarque no son los que pagan el "priority pass", sino los militares y veteranos de guerra, que además tienen "memoriales" en diferentes zonas de algunos aeropuertos.

La Warner en LA tenía que ser una visita muy interesante, pero en realidad no lo fue, no pudimos ver ningún plató de rodaje (yo tenía el sueño de ver el de Big Bang Theory, pero nada de nada), ni movernos libremente y además te registran tu bolsa personal al entrar al edificio metiendo las manos dentro (iucs!), sacándotelo todo sin ningún tipo de respeto.

El paseo de la fama de LA no es tan grande como parece en la tele y es bastante sucio.

Malibú es realmente muy bonito. Es muy curioso que tengas que entrar a la playa por unas pequeñas puertas entre las casa privadas. Es muy recomendable ir para ver el atardecer.

El último día en LA fuimos testigo del gran incendio que sufrió California, que llegó hasta Malibú, donde estuvimos el día anterior. Fue terrorífico escuchar las noticias y ver las columnas de humo tan cerca de nosotros. Durante el despegue del avión, al anochecer de ese día, se podía ver el fuego quemando las montañas (fue una de las cosas más terribles que he visto nunca). Eso sí me emocionó el oír en la radio como daban información sin parar para salvar a los animales, y las protectoras que los estaban acogiendo. Algo que aquí en España no se haría ni de coña.

Recomendaciones veganas:

En la parte final del post voy indicando todo lo que comí durante el viaje, pero mi sitio preferido fue el Georgetown Liquor Company en Seattle. Por fuera parece un sitio "chungo" pero nada más lejos de la realidad. El personal es encantador y la comida nyami nyami nyami (no veo el momento de volver a ir). De hecho fuimos los dos días que estuvimos en Seattle a comer, a sabiendas que tardaría años o que quizá nunca más volvería. El bocata Picard es top!

En USA es muy fácil comer siendo vegano, en la mayoría de los restaurantes y supermercados tienen opciones veganas. Uno de los mejores sitios donde comprar take away es Whole Foods. Y el mejor zumo de manzana está en Trader Joe's.

Si vas a SFO, un sitio barato y bueno es Love N Haight Deli and Cafe. Y en LA Dany Trejo tiene donuts veganos con la típica caja de las pelis americanas, que no están nada mal.

Y aquí abajo empieza el show de fotos! 

Gracias por leerme y espero que os gusten.